Nunca digas nunca

Hace algunos años tuve un accidente grave que me dejó inmovilizado durante varios meses, pues me rompí las dos piernas y fui operado de ambas extremidades, así que de no poder moverme, aunado a la depresión en la que caí, aumenté varios kilos y comencé a padecer de sobrepeso, lo que significaba que afectaría mi rehabilitación, ya que mis piernas podrían no soportar mi nuevo peso y tardaría más tiempo del esperado. Así que los médicos me recomendaron ir al gimnasio, uno que tuviera instructores especializados y así lo hice.

Yo no tenía ganas de hacerlo pero me daba miedo que mis piernas pudieran romperse y necesitar una nueva cirugía. Durante los primeros días era un martirio realizar los ejercicios, pues se me complicaban y en diversas ocasiones quise desistir, pero rescataba una pizca de fortaleza y seguía. Pero no lograba ver los resultados esperados, lo cual era lógica al sólo realizar actividades sentado, por lo que en un día de debilidad decidí que ese sería el último. Conseguía terminar los ejercicios pero de mala gana y sin esforzarme, de lo cual se percató mi instructor y me pidió que lo acompañara, pues quería presentarme a alguien.

Fuimos a un espacio el cual no conocía, era una sala cubierta de espejos en las paredes, el piso era laminado y daba la apariencia de ser de madera. Ahí sólo había dos personas, un joven con sobrepeso y una instructora realizando diversos ejercicios. El chico parecía estar muy animado, hasta que entramos y escuchaba su rictus de dolor. “Él es Diego, padece sobrepeso actualmente, pero hace un año sufría de obesidad mórbida y en algunas ocasiones quiso irse, salir por esa puerta y jamás regresar. Incluso llegó a faltar cuando mucho dos días, pero volvía, pidiendo perdón. Nosotros le decíamos que no debía disculparse con nosotros, sino con él mismo. Le dijimos que sabíamos del dolor por el que atravesaba y que no se iba a ir en un buen rato, pero que al final su cuerpo y su salud se lo iban a agradecer, incluso su personalidad y sus relaciones sociales”.

No supe qué decir, primero pensé que no se podía comprar obesidad con la rotura de tus piernas, además él mismo se provocó estar así, pues parecía de esas personas que podrían comerse solos un servicio de taquizas, pero la obesidad mórbida es un peldaño muy alto, donde incluso se puede llegar a perder el movimiento de las extremidades, se incapacita a realizar algunos otros que son tan comunes en nuestras vidas. Al ver que a pesar del dolor y la frustración, Diego seguía esforzándose, entonces el instructor que me lo presentó interrumpió mis pensamientos. “Quizá aún lo veas con muchos kilos de más, pero ha logrado avanzar a pasos agigantados, perdiendo más de cien kilos”. Mis ojos se abrieron inmensamente, sorprendido. Esa fue la frase que me motivó a seguir, a no darme por vencido y jamás pensar en que nunca iba a mejorar por no tener la movilidad en mis piernas. Hoy soy una persona atlética gracias a Diego, quien aunque nunca me conoció, fue fuente de inspiración para terminar con éxito mi rehabilitación y poder tener una vida normal.

Read More →

¿Cómo saber si están listos para tener un hijo?

Mi estancia como profesional en unos laboratorios médicos me ha dejado un gran número de experiencias que he compartido con mis familiares y amigos cercanos a manera de enseñanza, pero hoy quise escribir brevemente de lo que me sucedió hace ya un par de días. Una joven pareja fue a realizarse algunos exámenes para saber el estado de salud de su bebé, todos salieron en orden, pero lo interesante fue que el padre me habló en privado y me dijo: “Doctor, me da vergüenza decir esto, pero…”, hizo una pequeña pausa que se me hizo bastante larga, pero después prosiguió. “Pero, no sé si estoy listo para ser papá. ¿Cómo puedo saber si seré un buen padre?”. Le contesté brevemente como forma de darle ánimos, sólo le dije que no se preocupara, que iba a ser un buen papá.

Sin embargo, considero que hay situaciones, actitudes y pensamientos propios de cada persona que te pueden ayudar identificar si estás listo o no para tener un bebé, los cuales quiero compartirte, pues no fui muy explícito con quien en realidad necesitaba de una ayuda. Ojalá llegue a esta publicación y pueda ayudarlo más. Aun así, la preocupación genuina que mostró por saber si sería un buen modelo a seguir para su pequeño demostró que tiene las bases para ser el mejor padre, quizá deba aprender más pero ya lo logrará con el tiempo.

Lo primero que debes pensar antes de tener un hijo es la razón por la cual deseas ya tener un hijo. Pregúntate ¿por qué quiero tener un hijo? Si tanto tú como tu pareja consideran que están listos para dar el siguiente paso, el cual será muy grande, reconocen que será muy difícil el camino, que sus vidas cambiarán y que en sus manos tendrán la responsabilidad de mantener una vida, quiere decir que están más que listos. ¿Por qué lo sé? Muy sencillo, porque me ha tocado escuchar a jovencitos que quieren tener un hijo para presumirlo, creen que todo será color de rosa y que después de nacer su vida volverá a ser muy normal, pero esto no es así de sencillo. Es una tarea complicada cuidar a un niño recién nacido, pero las parejas que no están listas sólo piensan en el lado positivo, por lo que a la hora de la hora fracasan.

Generalmente las personas que tuvieron una buena infancia, y con esto me refiero a que sus padres les inculcaron buenos valores y los han puesto en práctica en todos los aspectos de su vida, suelen ser excelentes padres, como sus progenitores los fueron con ellos. El conocer los valores que tienes, como el respeto, el trabajo, la honestidad, son fundamentales para la crianza de un pequeño, pues serán esos mismos valores los que le inculques y lo harás de gran forma, dado el ejemplo que te han dado tus papás a lo largo de tu vida, y que sin duda te seguirán dando hasta que la muerte los separe.

Así que piensa bien antes de tener un hijo, porque no es una tarea sencilla, ni mucho menos una decisión fácil, no imagines un escenario rosa, porque nunca es así, la vida cambia, para bien y para mal, pero es una bendición traer vida a este mundo, pero mejor, que viva una vida de calidad. De ti depende.

Read More →

La evolución

Cuando yo era todavía un pequeño, estamos hablando de que yo tenía 3 o 4 años, mi madre tenía que acudir cada 8 días al seguro para que me hicieran diferentes diagnósticos médicos, los doctores no sabían que enfermedad tenia, solo que había días que por semanas enteras me tenían en terapia intensiva, mi madre daba todo por mí, había días que no comía por estar a un lado mío, la verdad para ella fue algo tormentoso, tuvo que resistir tontas noches en el hospital, tantos días sin comer, verme sufrir con tantas operaciones por todo mi cuerpo, en general sufrimos bastante porque aunque no recuerde muchas de las cosas, existen vagos recuerdos que se me quedaran marcados por siempre.

Conforme fueron pasando los años fueron descubriendo que mi cuerpo tenía ciertas mal formaciones que podrían perjudicarme para toda la vida, pero uno de los doctores descubrió que no era cierto sino todo lo contrario, había una evolución en todo mi cuerpo que los órganos empezaban a ser mucho más pequeños, por una razón, que si les explico en este artículo muchos de ustedes no me lo creerían, lo podrían tomar a burla, hacerlo memes, entre muchas otras cosas, es por esto que decido hacerlo de forma anónima, el médico me comenta que lo que todo lo que diga lo haga de forma anónima, dejándolo a la especulación del público, él lo que hace es seguir analizando toda la evolución sacando hipótesis, analizando cuidadosamente cada uno de los órganos, reafirmando de que es un paso adelante no como lo toman los demás médicos que lo toman como retroceso.

Muchas personas me preguntan cómo me siento, en general yo me siento muy bien, puedo hacer las cosas como una persona común, bueno eso yo digo, en general no tengo idea si lo hago bien o lo hago mal, porque no he estado en otro cuerpo porque tengo el mismo comportamiento que los demás, pienso que respiro como cualquier persona, la forma alimenticia es la misma, en particular yo no me veo diferencia a cualquier otra persona, pero eso sí, tengo muchísimas ganas de salir adelante prepararme cada día más y más, ser una persona brillante como cualquiera que se propone a hacerlo.

Solo es cuestión de tiempo para que los médicos den un veredicto final, que hagan sus conclusiones, probablemente yo llegue a hacer el primer humano en evolucionar de este forma, para que después de 100 años o menos empiecen a aparecer todo este tipo de personas.

Read More →

El Lado Brillante de la Vejez

Todos los años en tiempos de vacaciones, al menos una vez al año, vamos a alguno de los hoteles en Acapulco recércanos a la casa de mis abuelos quienes también van mucho al bello puerto, aunque en su caso van hasta dos meses o inclusive a veces mas ya que el aire del lugar les hace muy bien y parece alargar su vida ya que desde que comenzaron a ir mas seguido ambos de mis abuelitos parecen haber agarrado un segundo aire y lanzado algunos años de regreso al futuro para volver a encontrarles en el futuro mismo.

La razón por la cual nos quedamos en un hotel la mayoría de las veces y muy pocas en casa de mis abuelos, se debe a que siempre van acompañados por al menos cinco parejas de sus amigos, con quienes llevan tejiendo amistad fraternal desde hace mas de 40 años lo que les ha hecho después de estos algo inseparables. Cuando esto sucede nosotros los visitamos casi todos los días o al menos una vez cada dos días para saludar a ellos y a sus amigos, algo que les hace muy felices. Espero que cuando el momento de mi retiro llegue, pueda tener una vida como la de mis abuelos.

Cuando veo a mis abuelos y a sus amigos disfrutando de la vida en el invierno de su existencia me parece algo un tanto poético y sublime como cuando un granjero tiene su cosecha en su plato tras un año difícil en el campo. Sin embargo esto no es así para todos ya que el retiro de cada quien depende en gran medida de las acciones que tomaron en la vida y el como manejaron su trabajo. Esto es algo que la juventud debe tener en mente.

Sin embargo, cabe destacar que nuestros abuelos y abuelas son hijos de otras épocas donde las cosas eran distintas en todos los sentidos tanto en México como en el mundo. Esas eran épocas mejores en la mayoría de los sentidos ya que eran tiempos donde en las sociedades existe un gran respeto de los hijos para con los padres y para con los mayores en general lo que hacia naturalmente una sociedad mucho mas decente en todos los niveles de la sociedad. Por esta razón es que los abuelitos simplemente no se entienden con nuestros tiempos.

Asimismo, el tiempo de nuestros abuelitos era un tiempo donde la oportunidad estaba en los arboles para todos aquellos quienes estuvieran dispuestos a trabajar duro y honestamente. Eran tiempos donde no había tanta competencia y donde la que había era una respetuosa ya que era un mundo que estaba teniendo un segundo aire. No obstante ese mundo fue uno que nació de las cenizas de la guerra y de la muerte de millones siendo esto la fuerza de propulsión de la prosperidad y de intentar construir un futuro distinto a lo que fue el de los padres de nuestros abuelitos.

Solo espero aprovechar mi tiempo sabiamente para poder gozar  de la vida en mi vejez como lo hicieron mis abuelitos.

Read More →

Buen fin

Hoy domingo fue el último día del buen fin, mi mamá me llevo al centro comercial porque quería comprar bastantes cosas y aprovechar que todo estaba en descuento

Al llegar a insurgentes, mi mama metió el carro al estacionamiento, me dijo que solo me compraría una cosa porque estaba muy gastada y porque siempre que le pido algo supuestamente son cosas  caras, yo acepté, la verdad no tenía nada en mente, para mí era un plus; Al entrar a la plaza, nos compramos un café para ir mas amenamente recorriendo todas las tiendas de la preferencia de mi madre, mi mamá adora ir a Liverpool, ahí nos quedamos la mayor parte de la tarde, compro bastantes cosas entre ellas una pantalla para la nueva casa de Michoacán, vajillas, utensilios de cocina, copas para la cena de navidad, zapatos, un reloj para regalar, una bolsa, cremas para su tratamiento antiedad  y hasta un arbolito de navidad con sus respectivas esferas.

Yo le ayudé a escoger varias cosas y a buscar otras tantas, me pasee por el departamento de Mac, pero no necesitaba gran cosa, termine pidiéndole unos hyperx cloud para poder jugar con mi novio de vez en cuando.

Al terminar de hacer sus múltiples compras, pasamos a cenar a una cafetería que está enfrente del Liverpool, mi mamá se encontró con su profesor de matemáticas, suena raro pero mi mamá está estudiando derecho, ella terminó la carrera de administración de empresas pero le entró la loquera y ahora está estudiando derecho en una universidad donde solo va los días sábados, no recuerdo el nombre de la escuela pero siempre me habla maravillas de ella, aunque a veces me desespera un poco porque se la pasa hablando de sus profesores, de sus nuevos amigos, de sus salidas con todos, pero mientras sea feliz, yo también lo soy. El profesor de mate se quedó media hora platicando con nosotras, me dijo que era su mejor estudiante, que era muy dedicada y muy responsable con todo.

Después de que charlamos, su profesor se fue, yo me quede platicando con mi mamá acerca de que haríamos en estas vacaciones, ella me planteo la idea de irnos a Cuba por dos semanas para conocer y desestrésanos de todo, me dijo que tenía que ir viendo los vuelos, los hoteles y todo el rollo para podernos ir, me emocioné mucho ya que nunca eh salido fuera de la republica mexicana con mis padres, así que ahora tenemos que planear bien nuestras siguientes vacaciones.

Al terminar de cenar, fuimos por el carro al estacionamiento, al subirnos, mi mama me empezó a contar que una amiga se había ido a cuba por eso ella también quería ir, pero iba hablando tan quedito que me arrullo su voz, por ende me quedé dormida, al llegar a casa mi mamá no quiso despertarme, le llamó a mi papá para que bajara por mí, y así fue, mi papá bajo por mí al carro y me cargo hasta mi recamara, amo a mis papas, son increíbles y ya espero con ansias nuestro viaje a Cuba, sin duda, será algo maravilloso poder compartir mi primer viaje con las dos personas que amo profundamente.

Read More →