Un buen matrimonio para la investigación: las universidades y las empresas

Una de las cosas interesantes al estudiar en una universidad es el poder practicar lo aprendido en el aula  para aportar a la sociedad mucho antes de salir de sus aulas.

Univeridades como Oakland University se encuentra a pocos minutos de la sede corporativa de Chrysler en Auburn Hills, MI.

Esta cercanía ha resultado muy apropiada, primero porque la Universidad cuenta con  el Fastening y Joining Research Institute (FAJRI), que resulta ser la única instalación de su tipo en el mundo.

Por ello y ante la búsqueda de una investigación fundamental y aplicada para desarrollar y difundir nuevas tecnologías para la fijación y unión de metales, compuestos y polímeros, la cercanía de este tipo de industrias con la universidad resulta ser favorable para sus objetivos.

Dicho objetivo es el mejorar la fiabilidad y la seguridad de las articulaciones mediante el avance de la ciencia y la tecnología de la fijación mecánica, de adhesivos, soldaduras y remachados.

Las aplicaciones incluyen ensamblajes atornillados en la industria automotriz y aeroespacial, así como las juntas adhesivas y juntas soldadas. La idea es encontrar aplicaciones ligeras de materiales múltiples para reducir peso y ahorrar energía.

Afortunadamente el expectro de investigación también abarca a los dispositivos médicos, tales como las articulaciones humanas dañadas en la columna vertebral, cuello, rodilla o lesiones de cadera.

La concentración del trabajo de docentes y estudiantes han provocado una serie de proyecto que se centran en el desarrollo de tecnologías avanzadas que se aplican a sujetadores roscados en ensambles atornillados en diferentes materiales simples y compuestos, en diferentes tipos de plásticos y polímeros avanzados así como pegar materiales de compuestos laminados y reforzados con fibras o el soldar por resistencia entre metales concluyendo el espectro con el remachado avanzado.

La mejor parte de una investigación es que se utilizan técnicas analíticas, experimentales y de simulación por computadora en donde se pueden incluir diversas condiciones de entrada, así como variables conjuntas.

Entre las empresas que han trabajado con esta Universidad, en particular con el Instituto FAJRI se encuentran Chrysler, Cummins, Daimler, Deere, General Electric y el Centro de Ingeniería de Investigación y Desarrollo de Automoción de Tanques del Ejército de Estados Unidos.

Entre los estudios que se han realizado o se encuentran aún en proceso se tienen el resolver los desafíos de unir materiales ligeros como aluminio, magnesio y compuestos de fibra de carbono.

Así que han estado entretenidos evaluando diferentes métodos de unión en términos de los efectos de las condiciones ambientales como el calor, la humedad, la capacidad de transferencia de carga estática y dinámica y la durabilidad de las juntas.

Otro proyecto reciente examinó la forma de adaptar la tecnología aerospacial de ajuste de tornillos altamente repetible a la fabricación de automóviles.

El proceso ultrasónico en tiempo real usa ondas de sonido de alta frecuencia para estimar la cantidad de fuerza que un perno proporciona para sujetar dos componentes juntos. Varios cientos de mediciones por segundo permiten el control de realimentación para lograr una fuerza de abrazadera consistente.

Este es solo un ejemplo de una Universidad que trabaja con su entorno ofreciendo soluciones para la industria y la sociedad aunado a que sus jóvenes estudiantes sean una pieza clave dentro de estos procesos.

Así es como estos jóvenes podrán insertarse al mundo “real” una vez concluidos sus estudios y el mundo real estará listo para recibirlos.